La Academia Militar de las Fuerzas de Misiles Estratégicos de la Unión Soviética desarrolló en 1984 un arma láser individual para la autodefensa de los cosmonautas en un momento en que el presidente norteamericano Ronald Reagan proyectaba trasladar al espacio el escenario de la Guerra Fría.

Los principales requisitos para la pistola láser eran un tamaño pequeño y la capacidad de destruir los sistemas ópticos del enemigo. El arma tampoco debía tener retroceso, un efecto que podría ser mortal en condiciones de ingravidez.

Esta pistola láser creada en la última década de la Guerra Fría está expuesta en el Museo de la Academia Miliar de Misiles Estratégicos de Moscú y nunca fue utilizada por los cosmonautas soviéticos.

Fuente: Actualidad RT

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.