banner

Te sigue, te persigue.
Hay días que no puedes esquivarla.
Las situaciones van y vienen, las personas también.
Hay que saber deleitarse en el sosiego de una tarde de domingo. Dominar la melancolía, doblegar la soledad. Vencer el miedo a tener miedo.
Por mucho que huyas te alcanza. No corras, aférrate al coraje.
Lucha, pelea, cae, levanta.
Hiergue tu cabeza. Vive.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.