Los musulmanes han sido acusados de tener una religión que no pertenece al mundo moderno y son actualmente el blanco de todo tipo de críticas en nuestra sociedad secular.

Presentadores holandeses del programa Dit is Normal hicieron un astuto experimento: leyeron extractos de la Biblia de un libro forrrado por una tapa del Corán. Las respuestas fueron de escándalo, e indignación ante la agresividad del Corán… sólo que era la Biblia. Los resultados son una muestra puntual del gran prejuicio que existe en torno a la religión islámica.

Algunas personas manifiestan claramente su asombro ante la violencia y lo increíblemente políticamente incorrecto que resulta la escritura –al elegirse estratégicamente pasajes–  ”Cómo pueden creer en esto? Es increíble para mí”. “Si creces con este libro y este tipo de pensamiento no hay duda que va influir en la forma en la que piensas” Y otros, simplemente, al comprarlo con la Biblia, señalan que es mucho más agresivo. No queremos imaginarnos lo que habría pasado en alguna sociedad menos progresiva que la holandesa, por ejemplo en algún lugar del “Bible Belt” de Estados Unidos.

Uno podría concluir que es la religión en general la que es un programa nocivo que genera fanatismo y violencia, pero esto seía sacar de contexto las enseñanzas religiosas y caer en el que quizás sea el gran vicio de nuestros días: la literalidad, no tener la capacidad de entender las cosas en su dimensón simbólica, no estudiar la profundidad de los significados y, al no tener cultura religiosa, ser intolerantes de los que piensan de manera distinta. Recordemos, como señala el escritor italiano Roberto Calasso, que la sociedad secular se ha vuelto la religión dominante de nuestros días y que, de hecho, “incontables seres humanos han sido sacrificados para los beneficios de la sociedad”.

Fuente: Pijama surf

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.