La nave espacial MAVEN de la NASA detectó dos fenómenos sin explicación en la atmósfera de Marte: Nubes de polvo en la alta atmósfera y auroras boreales como las que se producen en la Tierra. El polvo, cuyo origen se desconoce, se hallaba a una altitud de 150 a 300 kilómetros sobre la superficie, un fenómeno completamente inesperado, destacaron los científicos.
La NASA en su página de internet señala que aunque se desconoce el origen y la composición del polvo, no representa ningún peligro para Maven y otras naves espaciales en órbita alrededor de Marte.
“Si el polvo se origina en la atmósfera, esto sugiere que nos falta conocer algún proceso fundamental en la atmósfera de Marte”, dijo Laila Andersson de la Universidad de El laboratorio de Colorado para Atmosféricos y Física del Espacio (CU LASP).
Los científicos desconocen si la nube es un fenómeno temporal o algo duradero.
También la sonda de la NASA observó lo que los científicos han llamado “las luces de Navidad.” Durante cinco días justo antes del 25 de diciembre, MAVEN vio un brillo auroral ultravioleta brillante que abarcó el hemisferio norte de Marte.
Conocido en la Tierra como aurora boreal, son luces del norte o del sur causadas por partículas energéticas como los electrones que al estrellarse en la atmósfera provocan que el gas brille.
Hace miles de millones de años, Marte perdió un campo magnético protector como el que la Tierra tiene, por lo que las partículas solares pueden atacar directamente a la atmósfera marciana.
Los electrones que producen la aurora tienen cerca de 100 veces más energía que la que se obtiene de una chispa de corriente doméstica, por lo que pueden penetrar profundamente en la atmósfera.
MAVEN fue lanzado a Marte el 18 de noviembre de 2013, para ayudar a resolver el misterio de cómo el Planeta Rojo perdió la mayor parte de su atmósfera y gran parte de su agua. La nave llegó a Marte el 21 de septiembre de 2014.
 

Fuente: Horizont News

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.